La Caja de Pandora
Browsing Tag

Jessie Ware

Pitchfork Musical Festival Paris 2012 – Dia Viernes (Crónica)

By November 7, 2012 Crónicas

Llegué al evento sobre la hora. El segundo día del festival ya habia comenzado y yo seguía dando vueltas por las calles de París. Había decidido que la mejor manera de prepararme para las presentaciones de dicha noche era caminar por toda la ciudad escuchando temas de Wild Nothing y Jessie Ware mientras buscaba los monumentos menos populares. Sí… hasta la actitud hipster se refleja en  mi nueva faceta de backpacker.

Luego, cuando ya estaba en el recinto, me di cuenta que había llevado paraguas por gusto. El escenario del festival era un inmenso hangar, así que las condiciones para disfrutar de este hermoso festival estaban muy dadas. Dos escenarios, diez bandas/artistas en escena, un espectacular juego de luces-producción y una comprobada calidad de sonido. Como lo dijo bien un amigo holandés, “La Meca de los Hipsters” no podía haberse preparado de forma más exquisita.

Me recibieron unos flacuchos llamados Ratking. Definitivamente, esta versión juvenil de Death Grips no iban con mi estilo. Pero en fin los escuche un rato y al poco rato me voltee y vi el cartel enorme de Jessie Ware en el escenario secundario. Me dirigí hacía allá y noté que la expectativa era grande. Una hora despues, sabría el por qué: Jessie confesó que este fue su primer festival.

¡Pero si que lo disfrutamos Jessie! Una chica supercarismática pero con una voz tan dotada que no podía dejar de imaginar  a una diva sobre el escenario. Se carcajeó y bailó sobre el escenario marcando muy bien cada paso y jalando miradas. Aunque al inicio el micrófono no ayudaba, luego esta muchacha pudo sacar a relucir su mejor repertorio. Ya al cierre escuchamos “Running” y una versión extendida de “Night Light”, solo a tiempo para que el público se rindiera frente al talento y la voz de esta chica. ¡Que gran inicio!

Acabado lo de Jessie, fuimos corriendo al escenario principal, justo para cuando Jack Tatum, a.k.a. Wild Nothing, ya habia terminado de calibrar los instrumentos.

Aquellos que piensan que el dream-pop es un género que no vale la pena escuchar en vivo, pues la verdad es que no saben nada. BRUTAL, atmosférico e hipnotizante. Las notas del bajo, los rápidos arpeggios en reverb de Jack y los sintetizadores inundaron todo el hangar cuando Wild Nothing comenzó a tocar.  “Rheya”, “Dissapear Always” y el clásico “Summer Holiday” se apoderaron de la escena. La gente baila en una suerte de placer colectivo y mi cuerpo cae en el mismo trance. Desde ese viernes no dejo de escuchar el Nocturne LP.

El siguiente acto esperado de la noche era el de The Walkmen. Y como ya sabemos que Hamilton y sus muchachos son  veteranos sobre los escenarios pues solo me relaje un poco y me dispuse a disfrutar. Se escucharon entre las más antiguas a “On The Water” y “Angela Surf City”, pero también mucho del último disco, siendo momentos importantes los de “Heaven”, “We Can’t Be Beat” y “Love Is Luck”.

Es increíble la capacidad vocal de Hamilton, es como si con cada verso se fuera a quedar afónico. Muchísima potencia y sentimiento de un grupo respetado y ya consagrado. The Walkmen se entregó como si fuera su último acto en vivo: como siempre lo ha hecho.

Lo que siguió fue un largo intermedio para mi, ya que no estaba muy a gusto con la música que seguía el resto de la noche. Me dedique a apreciar a la masa. Nunca había visto tantas personas con gafas-pasta (hipster glasses) juntas. Además, me quede sorprendido por la cantidad de gente adulta presente (#soyjovenaún). También por una chica que con pinta de hippie hacía levitar una varita mágica tan solo con su mirada. Vaya truco para amenizar la atmósfera de dicha noche.

Cuando cantaba Robyn y mas de un parisino perdia la cabeza con “The Girl And The Robot”, camine un rato por el hangar y me topé con Jack Tantum mirando desde lejos el concierto. ¿QUEEEE? Voltee de nuevo y era él, como cualquier pedestre tomando una cerveza. Pensé pedirle una foto, pero no lo quise incomodar. Me quede viéndolo y me quede asombrado por su espontaneidad. Nadie lo reconocía en la oscuridad. Un par de horas más tarde, cuando el ensordecedor acto de Fuck Buttons habia acabado con los tímpanos de los presentes, lo que seguía era el acto principal: Animal Collective vendría a promocionar el más reciente Centipede Hz..

Lo cierto es que la técnica experimental no es algo que te imaginas sobre un escenario. Sin embargo, la puesta en escena me daba pistas y me ayudaba a procesar lo que se venía. Con una dentadura inconclusa, olas multicolores y potentes visuales se sucedieron “Rosieh Oh”, “Today’s Supernatural” y “Honeycomb”. Y la verdad es que se escuchaba muy bien. El sonido era idéntico al disco, tanto que incluso se comenzó a extrañar esa originalidad de sus improvisaciones.

 

Mención aparte fue el modo en la que cada persona vivió este último tramo del dia viernes. Cual tribu de salvajes, cada uno parecía entender el lenguaje de Avey, Deakin, Geologist y Panda Bear a su manera. Saltos, gritos y los famosos pasos estrambóticos se volvieron de pronto bastante frecuentes. Quien iba a pensar que a literales 10,000 km de mi hogar encontraría una tribu de iguales capaces de sentir lo mismo por   la inventiva de cuatro incomprendidos. Valió la pena viajar desde tan lejos… y el día siguiente lo valdría mucho más. (Mañana la crónica del día sábado)

Actos del día viernes:
12:20 a.m. Animal Collective
11:25 p.m. Fuck Buttons
10:20 p.m. Robyn
9:30 p.m. Chromatics
8:40 p.m. The Walkmen
7:45 p.m. The Tallest Man on Earth
7:00 p.m. Wild Nothing
6:25 p.m. Jessie Ware
5:35 p.m. Ratking
5:00 p.m. Outfit

 

Nota: Únanse al Facebook de The Pandora’s Music Box, para conseguir material adicional.

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like

Jessie Ware – Devotion LP (Reseña)

By September 1, 2012 Reseñas

Cuando escuché “Sweet Talk” y “Running” lo pude notar desde un primer instante, es el estilo de una diva de los 80’s. La típica balada romántica y sensual que se convirtió en parte del soundtrack de “Flashdance” gracias a los beats y sonidos atmosféricos de sendos sintetizadores. El solo de guitara al cierre solo confirma mi sospecha en ambos casos. Gigantes.

Ya cuando me eché a escuchar todo el LP, descubrí algo diferente y bastante variado. Una hermosa voz que se fusiona con ritmos más modernos, pero siempre con toques sensuales o misteriosos. Por ejemplo, es interesante notar el contraste entre la brisa que sopla cuando “110%” suena y el paraje oscuro que se presenta cuando “Devotion” o “Night Light” entra en escena. Si hasta parece que Lykke Li tuvo algo que ver.

Al final, “Wildest Moments” pone todo de cabeza con sonidos paralelos al de Charli XCX y M.I.A. Todo esto solo me ha permitido cuestionarme más y más. ¿Cuál es la verdadera propuesta de Jessie Ware? Pues, ahora todo esta algo confuso, sin embargo el futuro de esta diva sí que luce muy prometedor.

Nota: Únanse al Facebook de The Pandora’s Music Box, para conseguir material adicional.

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like