La Caja de Pandora
Browsing Tag

Ariel Pink’s Haunted Graffiti

Indie Mix Mayo 2018: Escucha nuestros temas favoritos del mes

By June 4, 2018 Programa FM
mejores canciones indie 2018

En la tercera edición del renovado podcast de La Caja de Pandora revisamos al detalle las mejores canciones que escuchamos en mayo del presente año. Pueden reproducir el programa via streaming más abajo y ver el detalle de las canciones que recomendamos en este nuevo programa.

Read More

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like

Geneva Jacuzzi regresa con un desconcertante video para “Cannibal Babies”

By February 3, 2016 Alta Rotación, Tracks

Quizás no haya nada más cool sobre la Tierra que ser pareja durante 8 años del extrafalario Ariel Pink y luego convertirse en la ex. Bueno quizás si haya algo más cool: salir con los dientes pintados de negro en un video recontrapixeleado.

Read More

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like

Ariel Pink’s Haunted Graffiti – Mature Themes LP (Reseña)

By July 21, 2012 Reseñas

Si descubriste a Ariel Pink en el Before Today y no volviste a saber nada más del fumón más creativo y sus amigos hasta la publicación de  “Mature Themes”, pues es muy probable que no termines de entender esta última entrega. Muchos seres subterráneos y esperpénticos ya lo predecían hace dos años, cuando furiosos alzaban su voz contra tristes posers, como tú y yo, que recién comenzaban a beber de la fuente de aquella bestia pagana de la música underground que ellos estaban acostumbrados a idolatrar. Ellos ahora se regocijan y lo repiten: “te lo dije”.

No los culpo, amigos. La verdad es que yo también tuve muchos problemas para conseguir material de los primeros años y experimentos musicales de Ariel Pink’s Haunted Graffiti. Solo gracias a mucha insistencia pude conseguir The Doldrums y House Arrest. Y por supuesto, debo decir que  solo así pude conocer el lado más crudo, pero talentoso, del chicochica de la cabellera dorada.

Definitivamente, escuchar a Ariel Pink y los demás sonidos que logran salir desde la boca de su estómago expandió mis horizontes. Recién entonces pude comenzar a diferenciar entre lo que parece desagradable y la música que es de difícil digestión. Por este mismo motivo, y dada mi experiencia con esta banda, “Mature Themes” no ha necesitado de mucho para comenzar a desprender sus condimentos esenciales sobre mis sentidos. Sí, ya conozco este sabor a la perfección.

 “Live It Up”, “Only In My Dreams”, “Baby”, “Mature Themes” y “Symphony of a Nymph” son solo algunas de esas canciones con esa cuota precisa de misterio, sintetizadores e hipnotizantes basslines. Pero claro, no recomiendo escuchar el disco por pedazos. Escuchar solo una o un par de canciones de un LP del chico Pink y su banda es un verdadero despropósito. Una estupidez. Restringir los sentidos a semejante cascada, suerte de mezcla entre nostalgia pop-psicodélica y visión avant-experimental, es una verdadera estupidez. Todo o nada, desempolva los tacos, inyéctate un poco de estrógeno, saca el labial y engullete todas las canciones de un solo bocado. De a pocos comenzarás a sentir lo mismo que sus más acérrimos seguidores.

Nota: Únanse al Facebook de The Pandora’s Music Box, para conseguir material adicional.

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like

Ariel Pink’s Haunted Graffiti – House Arrest LP (Reseña – 2006)

By February 25, 2011 Reseñas


Paw Tracks republicará The Doldrums y House Arrest. Eso es lo que leía hace unas semanas. Recordé entonces que aún tenía una gran cantidad de material parido por Ariel Pink que comenzaba a honguearse en mi biblioteca. Tanto mejor. Un delicioso olor putrefacto. La ocasión se convertía en la más oportuna.

No me dedicaré, como si lo hice en la reseña de The Doldrums, a entrar en mucho en detalle sobre el disco. Y es que si han seguido este blog lo suficiente, pues estoy seguro que saben, muy bien, que tipo de retorcidas sensaciones me produce acostarme con Ariel Pink. Claro, me refiero a dormir escuchando su música y a soñar que en otra vida quizás yo también pudiera haber sido un freak de la moda y la música. ¿A qué más me podía referir? Vivir y retroceder a los 80’s, a los 70’s o a los 60’s. Despacio, y de manera suave. Rápido y acelerado como un punk. Con flanger, beatbox y graves pegadizos a la mano para el largo viaje. Repletos de ácido y recostados en una habitación cuya única fuente de luz es una lámpara con pantalla psicodélica multicolor.

El objetivo de este post es que se animen a experimentar con sus oídos y con la increíble e incansable creatividad de este hombre de rubia cabellera y potentes alucinaciones. Eso es todo. Y por último no pienso decir… ni tampoco gritar por los 4 vientos: “yo escucho Ariel Pink”. Créanme que no. Porque ahora más que ser avant garde, es ser poser. Así que sssshhhhh. ¡Sssshhhh!, te he dicho. Que nadie se entere que, tu y yo, tenemos un pésimo gusto para el pop.

Nota: Únanse al Facebook y al Twitter de The Pandora’s Music Box, para conseguir material adicional.

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like

Ariel Pink’s Haunted Graffiti – The Doldrums (2004)

By December 24, 2010 Reseñas

Entrar en el mundo de The Doldrums no es para novatos. Algo alejado de lo que algunos esperarían escuchar de parte de uno de los grupos que hicieron posible uno de los mejores discos del 2010, esta pieza de culto logra alcanzar momentos pop psicodélicos tan excesivamente viscerales como incomprendidos.

De en medio de la nebulosa espesa y rancia, impulsada con una ráfaga de aire que huele a libro corroído por la humedad, sin mayores retoques, yace la imagen de un hombre de rubia cabellera con nada más que su voz y con un poco de, lo que solo él se atreve a pensar, de vez en cuando, que se llama, talento.

Pegajosas lineas de bajo. Cautivantes. Voces chillonas. Gritos. Sintetizadores atmosféricos. Hipnotizantes. Emocionantes. Beatbox a falta de precusión y algunos “shhhhhhhhhh”, “aaaaaahhhhh”, “zoooooooom”. La onomatopeya. Música DIY le llaman. Felizmente, para nosotros, todavía existe alguien capaz de dejarnos algo desconcertados. Sí, estimados, psicodélicos y eclécticos danzarines. Si todavía existe alguien capaz de satisfacer algunos de los oídos más testarudos que deambulan por los alrededores, este es Ariel Pink. Siempre resistiendose a hacer algo diferente, algo verdaderamente original.

Algunos pasajes de The Doldrums aparecen y desaparecen sin pedir permiso. Resplandecen. Brillantes como momentos de genialidad. Se muestran, pero solo lo suficiente como para no convertirse a los pocos minutos en tontos e inútiles.

A mi parecer la secuencia de 10 puntos comienza con “Strange Fires”, que combina pasajes realmente calmos con algunos de los más potentes del disco. Todo sin mucha consistencia. Siempre con arreglos flotando por allí. Luego, siguen los tonos agudos de “Among Dreams”. Momento perfecto para alzar nuestras voces y que los perros de la cuadra comiencen a aullar. Enseguida, un hombre muy afeminado nos cuenta de sus penurias en “For Kate I Wait”. No se le entiende lo que dice, pero por los sollozos del tipo y el espeluznante acompañamiento sintético, uno puede deducir fácilmente su desgracia. Al final, “Haunted Graffiti” aparece entre gritos de medianoche propios de una típica película de bajo presupuesto. Empieza el funk y una carrera acelerada de un bajo desequilibrado. Clímax perfecto.

Es extraño, pero la música de Ariel Pink y compañía se vuelve más aburrida conforme la densa neblina de efectos DIY y lo-fi comienza a despejarse. La magia retro se pierde. Ariel deja de ser interesante. No. Miento. Ariel es lo suficientemente freak y talentoso como para brillar con luz propia. Algunos se atreverían a etiquetar: ídolos pop.

► Si te gustó lo que acabas de escuchar y crees que nuestras recomendaciones son cool, recuerda que puedes seguirnos por Facebook, Spotify, y puedes suscribirte a nuestro boletín semanal en menos de 1 minuto aquí abajo:

You Might Also Like